Superclásico Boca – River: ¿qué habían dicho Mauricio Macri y Patricia Bullrich sobre la Seguridad?

El Presidente de la Nación y la Ministra de Seguridad habían confirmado que la seguridad estaba garantizada incluso para que los dos partidos de la gran final de la Copa Libertadores se disputaran con la presencia de las hinchadas visitantes

Una vez que se confirmó que la final de la Copa Libertadores se iba a jugar con los dos clubes más populares del país, el Presidente de la Nación no tardó en manifestar su deseo de permitir el ingreso de hinchas visitantes a ambos partidos (ida y vuelta). La movida tenía como intención reflejar al mundo entero cierto avance en la sociedad argentina y una mejora notable en los operativos policiales de prevención durante su gestión.

“Estoy seguro que vamos a poder hacerlo junto a ambos clubes. Estamos preparados para la final, nos sorprende cómo nos organizamos con los Juegos Olímpicos de la Juventud. Las autoridades del Comité Olímpico Internacional se fueron maravilladas. Si pudimos hacer eso, demuestra que algo está cambiando en nosotros”, dijo en una entrevista concedida a La Red.

Por la envergadura del evento, esa postura generó polémicas y despertó un interrogante inevitable: ¿no convenía experimentar con un encuentro menor de la Superliga? Pero, rápidamente, a pesar de contar con el apoyo de la Ministra de Seguridad, Mauricio Macri reculó y dejó la decisión en poder de los clubes.

“No sé en qué momento se entendió que el Gobierno le va a imponer a los clubes como hacer su espectáculos. Lo que nosotros decimos es: si quieren hacerlo con visitantes, lo que vamos hacer es ofrecer las garantías. Pero no es una imposición”, sostuvo.

Conscientes del desafío, los máximos dirigentes de Boca y River estuvieron de acuerdo: la presencia de visitantes era inviable. Tan solo para los locales, el esfuerzo de controlar la venta de entradas, y el deseo de los millones de hinchas de estar en las tribunas, ya requería un despliegue impresionante.

“Para estos partidos no alcanzan dos o tres Bomboneras ni dos o tres Monumentales. Son muchísimos los socios y la gente de cada club que quiere ir a la cancha”, afirmó Daniel Angelici en Debo Decir. En tanto, Rodolfo D’Onofrio se mostró en sintonía con su colega: “Las cosas hay que hacerlas con tiempo, no se pueden hacer de golpe. Nuestro club no está preparado hoy para recibir visitantes (…). Me sorprendió la idea de Macri”.

Ante esta resolución, Patricia Bullrich se mostró totalmente desacuerdo con los máximos dirigentes de las instituciones: “Le decimos a los presidentes de los clubes, a la Conmebol y al pueblo argentino que estamos en condiciones de hacernos cargo de ese operativo y que la Argentina tenga un partido como tendría una final de Europa”, sostuvo la funcionaria nacional”.

Sin dudas, tras los disturbios y los hechos de violencia que se registraron en los alrededores del Monumental tras la llegada del micro que trasladaba a los jugadores Xeneizes y la falta de un operativo policial a la altura, una frase de la Ministra de Seguridad quedará para la posteridad: “Lo de River y Boca era algo menor al lado del G 20”.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

Deja Tu Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*